NEIA

Remove the row

Column: 1

Column: 2

 

ARQUETIPO DE CLASE: —–
TRASFONDO: Indómito

RAZA: Tiefling

EDAD: 27 COLOR CABELLO: Anaranjado
ALTURA: 1,67m COLOR OJOS: Ambar
PESO: 49Kg COLOR PIEL: Bronce
SEXO: Femenino

 

HISTORIA PERSONAL:

Por lo que puede recordar, toda la infancia de Neia transcurrió en movimiento. Su madre cambiaba constantemente de hogar, y siempre buscaba lugares aislados y solitarios. Cuando fue un poco mayor, descubrió algo más, algo que una niña no debería saber jamás, que su madre vivía con miedo. Nunca consiguió averiguar nada, y si sacaba el tema, sólo recibía evasivas por respuesta, hasta la noche en que ellos llegaron.

Todo ocurrió muy rápido. Entraron el la cada, amparados en la oscuridad, creyendo que podrían lograr fácilmente aquello que hubiesen venido a hacer. Pero subestimaron el estado de alerta permanente en el que la Madre de Neia vivía. Ella les esperaba, les tendió una trampa y consiguió escapar con su hija, aunque quiso la mala fortuna que fuese herida de gravedad durante la trifulca.

Varios kilómetros después resulto evidente para Neia que su madre no sobreviviría, y mientras la vida le abandonaba poco a poco ella le habló, por primera vez en su vida, de su padre.

Le contó que su padre acudió a ella una noche, durante una celebración del solsticio, con la apariencia de un hermoso joven, y que esa misma noche supo que se había quedado embarazada. A los pocos días, unos extraños individuos la encontraron, afirmaron ser Brujos acólitos del ser que la había dejado embarazada, que resultó ser un demonio, y que se ocuparían de ella y del futuro bebé. Pero la Madre de Naia se asustó mucho, consiguió escapar y ha estado huyendo desde entonces.

Después de enterar a su madre, Neia decidió que estaba cansada de huir, así que descubrió la identidad del demonio que afirmaba ser su padre y le ofreció un pacto, su servicio a cambio del poder para vengarse de los asesinos de su madre. El demonio, ante la elección de tener a su servicio a su hija, o mantener a sus antiguos acólitos, la eligió a ella.

Ahora que Neia es una Bruja y su poder crece, no hay lugar en Voldor en el que los asesinos de su madre puedan ocultarse.

ATRÁS